Los seres humanos siempre hemos creado y lo estamos haciendo en este mismo momento.


A este mundo, que parece tan infernal, lo hemos creado nosotros y lo seguimos haciendo. Sin embargo, la evolución indica que tenemos que crear en una nueva vibración.

No se puede crear sobre lo que existe, hay que vaciar para permitir lo nuevo.


Ocurre que, si traemos el viejo formato de creación a esta nueva vibración, vamos a causar conflictos y no soluciones. La forma en cómo crea el ser humano, es en la mayoría de los casos una solución conflictiva y no tiende a ser una solución resolutiva por estar alineada a una vibración que en sí es solución.


Para dejar ir el viejo esquema de creación y aprender el nuevo mecanismo de creación, vamos a recordar y reconstruir de qué forma estamos creando en esta realidad. Todo esto se hace para poder soltar, para vaciar…

Sobre la vieja forma de crear

Todo en la vieja vibración está anclado y sostenido por emociones. Generalmente creamos desde la vibración de culpa, miedo, o ira. Esto viene de nuestra propia energía y del linaje familiar. También creamos desde una visión distorsionada del Karma, que indica equilibrar. O sea, si en vidas anteriores fui un asesino, en esta vida me toca ser asesinado y en la vida siguiente me toca defender la vida y así vamos equilibrando según el viejo modelo que hemos estado sosteniendo. De esta manera, se creó siempre en base a emociones de baja frecuencia como la culpa, miedo e ira.

El Maestro Jesús vino a instalar el estado de conciencia de amor, pero lo que quedó fue sólo una emoción que se parece al amor. Vino a traer e instalar el estado de amor, que, hasta el momento de su llegada a este mundo, no se tenía en cuenta el vivir desde el amor y crear desde este estado de conciencia.


En aquellos tiempos, se creaba desde otro lugar. Por ejemplo, las relaciones no eran románticas como hoy sí lo son (aclarando que esto del romanticismo aún no es amor). Toda relación en aquellos tiempos se creaba desde lo visceral, desde lo económico, eran creaciones de otras índoles como la perpetuación de la especie, la perpetuación de un apellido o linaje en especial…

Crear desde el romance recién se empezó a ver en el siglo 21 y esto se debió a que era necesario empezar a tener una emoción un poco más elevada desde donde crear. Pero a pesar de la evolución, solo quedó la emoción de amor y no el estado de conciencia de amor, desde el cual podemos crear el siguiente paso de evolución.

 

“Lo que ahora indica la evolución y nueva energía es que hay que cambiar la forma de crear, crear desde los estados de conciencia y ya no más desde las emociones”

CONTENIDOS


Puedes solicitar información más detallada sobre los contenidos, por Whatsapp al +549 351 572 7868


  SEMANA 1: Emociones, la vieja base de creación
Disponible en días
días después de inscribirte
  SEMANA 2: El Karma como la vieja base de creación
Disponible en días
días después de inscribirte
  SEMANA 3: Crear desde los estados de conciencia
Disponible en días
días después de inscribirte
  SEMANA 4: Sostener los estados de conciencia
Disponible en días
días después de inscribirte

Este curso está cerrado para la inscripción.